Manual de Identidad Corporativa

El manual es el compendio de los símbolos gráficos y se encarga de normalizar su uso a nivel global, siendo la primera defensa de la Marca en el mercado.

El manual es el compendio de los símbolos gráficos y se encarga de normalizar su uso a nivel global, siendo la primera defensa de la Marca en el mercado.

Las secciones básicas en las que se divide un manual de identidad corporativa son:

  • Índice del Manual
  • Introducción al uso de la marca y el manual
  • Naming (nombre de la empresa)

Análisis Formal de la Marca

  • Atributos semánticos, fonéticos, morfológicos. (Origen, lectura, explicaciones lingüísticas, sociológicas etc.)
  • Marca
  • Dibujo técnico de la Marca. (Aunque su diseño nunca surge de la geometría, y con los avances tecnológicos, se convierte en muchos casos solo en un ejercicio estético y de justificación del diseño.)
  • Área de protección. -Retícula de construcción.

Papelería Convencional

  • Tarjetas
  • Sobres
  • Cartas
  • Facturas
  • Albaranes

Papelería Complementaria

  • Resto de sobres
  • Hoja Email
  • Memorándum
  • Recibos
  • Cabeceras de E-mail.
  • Carpetas
  • Identificaciones

Señalética (dependiendo del tamaño de la empresa y su ubicación, podrá ser innecesario)

  • Señalización externa de oficinas
  • Señalización externa de Locales Comerciales
  • Señalización de Plantas
  • Señalización Servicios

Etiquetas

Envases y Embalaje

Vehículos:

  • Ejecutivos
  • Representación
  • Transporte

Uniformes

Publicidad Gráfica (alineaciones, cuerpos tipográficos, composición de cajas, columnas ect.)

Publicidad TV (qué como y cuando insertar la marca en los spots publicitarios, caretas de entrada salida etc)

Definición de objetivos

Naturalmente, es imposible lanzarse a la tarea de planificar y poner en marcha un manual de diseño impulsado por el simple deseo de imitar a las empresas conocidas e importantes. Se puede sacar mucho más provecho del trabajo empleando el tiempo necesario para estudiar y formular los problemas que deben ser resueltos y lo que se prevé lograr.

La finalidad de la fase de formulación del problema y definición de los objetivos es realizar un control preciso, y de esta manera utilizar de modo más eficiente la mano de obra y otros recursos invertidos en el proyecto. Además, esta labor contiene a menudo parte de la solución en sí misma. Finalmente, el trabajo en esta fase constituye la base para controlar las actividades de diseño.

A veces, el punto de partida será un cambio en la organización, por ejemplo, la fusión de dos o más empresas. En otros casos, la motivación puede ser la toma de conciencia de que la presencia de la empresa ante importantes grupos es insuficiente. Esta información, por ejemplo, se puede obtener de un estudio de mercado. En estos casos, la finalidad del programa será obvia.

Porque, a menudo, será difícil cuantificar el resultado de un programa de diseño, y todavía más difícil será, predecir el resultado. Los objetivos de un programa de diseño se expresan normalmente en términos cualitativos.

¿Cuánto tiempo deben abarcar los objetivos? Hasta que se cambien. Al igual que otras partes del programa de diseño, no son ni sagrados ni inalterables. La empresa participa activamente en una sociedad dinámica, y siempre que la percepción de cambio

ACERCA DE ALMAS DE PAPEL

Nos dedicamos al diseño gráfico en Madrid desde 1992

RECURSOS

NUESTRAS OPINIONES Y CONCEPTOS DE COMUNICACIÓN

Hay una versión móvil optimizada de esta página, Ver la versión AMP.