Qué es el Naming

La principal razón por la que cada empresa tiene la necesidad de crear una buena marca, es por el hecho de que existe competencia. Y el nombre es la parte inicial de todo.

El Naming es el secreto del Branding

El término naming significa literalmente: nombrar en Inglés y se refiere a las técnicas para la creación del nombre de una marca. Naming es nombrar, poner nombre a una marca, la creación léxica, textual de nombres de marca. El naming es parte de la creación de la identidad corporativa o de marca, es el primer paso para que la empresa y los productos se diferencien del resto. El nombre de la marca una vez que se lanza al mercado, ya no tiene posibilidades de cambio.

Existe la competencia

La principal razón por la que cada empresa tiene la necesidad de crear una buena marca, es por el hecho de que existe competencia, y por ello hay que diferenciarse. De ahí la importancia de tomarse su tiempo en crearla y seleccionarla, es un proceso que una vez implantado no podrá ser cambiado.

El nombe la imágen mental

Con la marca se busca que los consumidores, al escuchar el nombre, identifiquen el producto y le atribuyan las características que lo hacen distinto. Desde aquí se induce a la gente compre productos de marca, que compre marcas. Aunque en realidad compra las imágenes mentales que crea la marca cuando un consumidor escucha su nombre. Imágenes mentales que se crean para asociar desde la creación del nombre y los conceptos de empresa. Joan Costa hizo una división entre dos mundos el fisico y el sicológico con respecto a las marcas: el mundo A (mundo físico de las marcas), y el mundo B (mundo mental de la marca). En el mundo A están las imágenes materiales los logotipos, símbolos… Por lo tanto, el sicolológico son los significados, decisiones y acciones con respecto a las marcas están en el mundo B. El nombre de la marca es lo más escuchado, leído, visto y pronunciado en los envases de los productos, en los comercios, en los anuncios etc. Es el primer contacto que tiene el consumidor con la Marca.

La elección del nombre

La elección del nombre depende del destino que se asigne a la marca; por lo tanto, conviene distinguir las investigaciones relativas a la creación de una marca en sentido pleno destinada a obtener una extensión internacional, a respaldar una amplia gama de productos y a durar mucho tiempo de aquéllas otras que, a la inversa, se dirigen al nombre del producto con una vocación territorial y temporal más limitada. En esos dos casos, no pueden ser idénticos ni en el tiempo, el énfasis, ni las inversiones económicas.

Fernando Beltrán FERNANDO BELTRÁN Observé que en las diversas campañas se hablaba de diseño gráfico, de logos y anagramas, de estrategias publicitarias o comerciales, pero que los nombres no tenían especialistas. Siempre te decían: “Dale una vuelta al nombre. A ver si se te ocurre algo”. Para eso ni siquiera existía tarifa. Y yo me dije: “Qué cosa más extraña: el nombre es importantísimo”. En realidad, casi todo empieza por una identidad verbal.

ACERCA DE ALMAS DE PAPEL

Nos dedicamos al diseño gráfico en Madrid desde 1992

RECURSOS

NUESTRAS OPINIONES Y CONCEPTOS DE COMUNICACIÓN

Hay una versión móvil optimizada de esta página, Ver la versión AMP.